Este sitio utiliza cookies técnicas, analíticas y de terceros.
Al continuar navegando, acepta el uso de cookies.

Preferencias cookies

Arranca la flat tax para los nuevos residentes

Están listas las reglas de la Agencia Fiscal para quien decide transferir la residencia en Italia

Llegan las instrucciones de la Agencia Fiscal para los extranjeros que deciden transferir su residencia fiscal en Italia, quienes se beneficiarán de un impuesto sustitutivo sobre las rentas producidas en el extranjero. La opción, introducida con la Ley del presupuesto 2017, prevé el pago de un impuesto a tanto alzado de 100 mil euros para cada periodo fiscal al que hace referencia, con la finalidad de atraer e incentivar la transferencia de la residencia en nuestro País de los high net worth individual, es decir de las personas con un alto patrimonio. Con esta medida del director de la Agencia Fiscal fue aprobado también el modelo de la lista de chequeo que hay que adjuntar a la solicitud de interpelación, lo que permite una evaluación preventiva por parte de la Administración financiera para decidir si procede el régimen favorable.

Cómo ejercer la opción

Los contribuyentes que poseen los requisitos pueden adherir al nuevo régimen fiscal al momento en que presentan la declaración fiscal referida al período en el que ha sido transferida la residencia fiscal en Italia o bien al período inmediatamente sucesivo. Es posible, además, presentar una instancia específica y preventiva a la Dirección Central de Averiguación de la Agencia Fiscal. La solicitud puede ser entregada personalmente, vía correo certificado con recibo de recepción o bien telemáticamente, empleando el correo electrónico certificado. En la solicitud el contribuyente debe indicar:

  • Los datos personales y, si ya lo tiene, el código fiscal, además de la relativa dirección de residencia en Italia, si ya residente.
  • El estatus de no residente en Italia durante un tiempo igual, por lo menos, a nueve períodos de impuestos en el transcurso de los diez años anteriores al inicio de validez de la opción.
  • La jurisdicción o las jurisdicciones en las que tuvo su última residencia fiscal antes del ejercicio de la opción.
  • Los estados o territorios extranjeros para los cuales se quiere ejercer la facultad de no aplicar el impuesto sustitutivo.

El contribuyente deberá indicar además que existen los elementos necesarios a ingresar al régimen, llenando una lista de chequeo (que se encuentra junto a la medida) y presentando, eventualmente, la relativa documentación como respaldo.

Opción extendida también a los familiares

El régimen a tanto alzado puede ser extendido también a uno o más familiares que poseen los requisitos, a través de una específica mención en la declaración fiscal que se refiere al período fiscal en el que el familiar transfiere su residencia fiscal en Italia o al siguiente. En este caso, el impuesto sustitutivo es de 25 mil euros para cada familiar a quien se extienden los efectos de la opción.

Cuándo presentar la solicitud

La opción debe ser ejercida en el transcurso del período de presentación de las declaraciones fiscales, también en caso de no haber recibido todavía una respuesta a la solicitud por parte de la Agencia Fiscal. Ésta puede ser presentada también si no pasaron todavía los tiempos para radicar la residencia fiscal en Italia. Se entiende que la opción se renueva tácitamente cada año, mientras que sus efectos decaen después de los quince años del primer período fiscal de validez.

Una solución para depositar el impuesto

El depósito del impuesto sustitutivo, de 100 mil euros, debe ser efectuado en una sola vez, para cada período fiscal durante el régimen, hasta la fecha prevista para el depósito del saldo de los impuestos.

Roma, 8 de marzo de 2017.